Resort

 

De vacaciones como en casa

Durante la fase de diseño de nuestros 5 chalets de montaña queríamos que nuestros clientes se sintiesen como en casa y creemos haber tenido éxito, gracias a un ambiente acogedor, caldeado por la dominante presencia de la madera y por la calefacción en el suelo, gracias al notable espacio a disposición y a la presencia de electrodomésticos imprescindibles (microondas, lavavajillas, lavadora) y, no menos importante, gracias a la privacidad proporcionada a nuestros clientes por la ubicación de las distintas viviendas.

 

El contacto con la naturaleza

Para aquellos que vienen a la montaña y se decantan por el camping buscando un contacto más directo con la naturaleza. Nuestros chalets de montaña se alzan sobre una zona plana y se asoman directamente a un césped en donde es posible tanto tomar el sol como dejar jugar a los niños, hacer picnic o tal vez disfrutar de una parrillada en una de las barbacoas a disposición de los clientes. Todo en el marco incomparable del Monte Rosa y de las otras cumbres que rodean la estructura.

 

Por qué los cinco elementos

Según la teoría de los cinco elementos el individuo y el mundo que nos rodea están cambiando continuamente porque siguen ciclos eternos. La continua sucesión de estos ciclos pertenece a la naturaleza y ayuda a mantener su equilibrio. Lo mismo sucede en el cuerpo humano: las células crecen y mueren dejando espacio a nuevas células. Los seres vivos dependen de estos ciclos que incluyen mente, cuerpo y espíritu e afectan la salud y los flujos energéticos que se alternan a lo largo de la vida. Decidimos poner a nuestros cinco chalets los nombres de los cinco elementos del horóscopo chino (Agua, Metal, Fuego, Tierra y Madera) porque la montaña es el lugar en el que más se observan estos cambios de la naturaleza y se aprecian sus efectos beneficiosos para nuestro cuerpo. Las estaciones son el primer ejemplo externo de las cinco fuerzas que se alternan de forma cíclica en la naturaleza: en invierno (agua) la vida se cierra en sí misma, en primavera (madera) todo empieza a crecer, en verano (fuego) todo florece, en el verano tardío (tierra) todo madura; en otoño (metal) las fuerzas vuelven a la tierra. Cada elemento está generado por otro y a su vez genera el siguiente, tan como la primavera llega después del período de descanso de invierno, y con la explosión de su fuerza generadora anuncia el verano.

 

Margherita camping y resort

Loc. Schnacke, 15

11025 Gressoney Saint Jean (Aosta) - Italia

tel. +39 0125.355370

fax +39 0125.355370

info@campingmargherita.com

© 2015 Margherita camping y resort - PI 01069960076 - Sitio web traducido por Pharmatrad - powered by Imaginaria